Eine kleine Gotik

¿Puedo revisar mi hotmail?

Sentada en mi cama, la mirada de Antoinnette era iluminada sólo por el brillo de mi monitor. Habíamos ido de compras y a latear un poco, aparentemente, y ella había venido para entrar a Yahoo y enviar unas fotos, aparentemente. Dudé ante su pregunta y respondí que sí con la voz un poco tensa. Ya era medianoche y aún tenía que bañarme para ir a bailar y por muy a gusto que me siento con ella no me gusta mucho dejarla a solas aquí pues sé que le encanta revisar mis cosas y todavía no era tiempo de contarle de algunas.

Todavía no.

Conozco a Antoinnette desde hace más de 10 años. Pareja una época, distantes por otras, agarres otras tantas, a veces nos encontramos para solamente tomar algo o tirar fabulosamente. Hay una simpatía y un cariño de base y, quizá muy a pesar de ella, también una química que se ha mantenido a lo largo de boyfriends, girlfriends, juerguitas, agarres, triángulos, cuartetos, peleas und so weiter.

Hoy me invitó a acompañarla quizá como creando la ocasión para contarme de como empezó una relación online que se ha convertido en un noviazgo a la distancia. Espera tener sus papeles y partir a Waimea alrededor de Julio.

La química es algo curioso: sea por la anticipación del disfrute o el hábito del placer reiterado entre quienes la experimentan, la proximidad genera una cierta tensión. Se siente en la piel, se siente en el ánimo e influencia la interacción así como también se hace patente en zonas del cuerpo con turgencias muy específicas. Ser o no consciente de su presencia o reconocerla no influye en modificar lo que ella despierta.

Así que al ver a Antoinnette en mi cama y sentarme a su lado para mostrarle Safari en el Dock, no necesitábamos decir mucho o hacer grandes cosas para que algo empiece a pasar. Aún si ella hablaba de la lentitud de Yahoo y la velocidad de la conexión y yo le seguía la cuerda hablando de Emax o envíos por ftp. En mi cabeza me preguntaba si no debería tomarla súbitamente como a ella le gusta y no parar hasta ver el gesto lascivo que forma su sonrisa entreabriendo los labios y respirando entre espasmos mientras sus ojos se ponen en blanco en tanto que, finalmente, se viene.

Pero no sería esta vez.

Entre la castidad y la lujuria es fácil saber que elegir, pero cambiar de país, casarse, dejar todo para empezarlo de nuevo con alguien con quien has compartido apenas dos semanas en persona conllevan esfuerzos y decisiones que no voy a ayudar a sabotear. No al menos sin antes hablar de ello.

Y yo quería irme a bailar.

Encontramos un taxi pronto y mientras Antoinnette se alejaba sentada en el asiento posterior veía su sonrisa de simpatía y quizá desazón; por entonces no tenía manera de saberlo.

Ducha, afeitada, rasurada, algo de ropa oscura und tanzen gehe Ich !.

Ya dentro vi la gente moviéndose entre las dos pantallas gigantes que mostraban We fade to gray de Visage. Wow. Ya me sentía en algo de solo oír, ver y estar allí. Fui a comprar algo de tomar, abriéndome paso entre emos, góticos y góticas, normalos y chiquitas con el jean a medio poto. Para todos hay. Entre la masa oscura de gente bailando, llamó mi atención una chica bajita y gordita que había ido con una falda 3/4 blanca y los zapatos de la pata Daisy igualmente blancos. ¿Qué hacía alguien así en una disco como esa? Pues lo que le diera la gana, y en cuanto a eso, bien por ella. En cuanto a mí, yo me divertía mirándola menearse vigorosamente entre los aullidos de X-Mal Deutschland pero con el más puro frenesí de Rosy War.

Por lo menos los primeros 40 minutos la música la rompía, cada canción era una de las que mas me gustaban o una muy buena de Soft Cell, Ocean Blue, Depeche, X-Mal Deutschland, Cure, Morrisey, Human League, Xymox…y tantos otros; yo bailaba un poco por cada lado, viendo como estaban las cosas, hasta que me quedé en una esquina. Pusieron algo más pesado y descansé un poco apoyándome en la pared.

Estuve así un rato, observando. No había realmente performers pero algunos bailaban un poco mejor que otros. Noté también que a mi derecha había un pata sólo que tomaba su botella de cerveza y bailaba a ratos. Era un tipo de cabeza cuadrada, pantalón y correa de vestir y camisa oscura. Parecía ser algo rígido o de algún tipo de formalidad como la de un policía, sin serlo.

Después que había acabado mi trago y estaba mirando de nuevo apoyado en la pared, el pata se me acercó y me alcanzó la botella preguntándome si aceptaba un chela. Le dije que sí y que yo pondría la próxima. Se sirvió de la botella en un vaso y me la alcanzó. La conversación era light y de cosas generales como si conocía gente allí y desde cuando iba. Todo normal, como dos patas que comparten una chela para no tomar solos cada uno por su lado.

Empezó a sonar Flock of Seagulls “… who’s that lovely girl in the corner / she’s so fine / oh how I wish that she was mine… “ y empecé a bailar ahí mismo, de lo buena que es la canción. Junto con ella aparecieron 2 góticas delante nuestro pero a cierta distancia, una mas relax que bailaba balanceándose y tenía un lindo cabello largo lacio y rojo fresa y la otra de pelo corto que se movía con fuerza y bailaba super bien. Ella llevaba botines y medias negras, un vestidito negro con los hombros descubiertos, metales y algún tatoo. Y una actitud que se transmitía en su manera de bailar: la cagada.

Paso un rato, entre que conversé más con el pata, vino un segundo par de chelas, las gotiks estaban bailando solas, después entre ellas y luego con un par de patas. Finalmente la de pelo corto estaba sola otra vez mientras su amiga se daba piquitos con un pata. Yo la miraba, viendo como bailaba. Entonces la conversación con el pata con quien yo cheleaba dio un giro inesperado: me preguntó si me gustaban las chicas a lo que le dije que sí, y luego me preguntó si me gustaban los patas. Si la pregunta hubiera tenido algo de afectación o amaneramiento en la voz me hubiera sonado sórdida, pero la oí en un tono muy neutral y la tome como de alguien que quiere saber con quien esta cheleando, osea, eres o no y ya pues, salud. Le respondí que no, que no era mi nota, pero que normal con la gente que tenga las preferencias que tenga. Al parecer mi respuesta no lo dejó contento porque me pregunto de nuevo si salía con patas o si alguna vez había estado con alguno porque “seguro tu la tienes bien grande… ” pucha, con eso ya se puso en evidencia, a lo que solo le dije tranquilamente que n-a-d-a que ver con patas, que me encantaban las mujeres. Hubo un silencio luego y me dijo que iba al baño.

Volví a mirar a la kleine Gotik bailando de nuevo. Me gustaba tanto su manera de bailar que me acerqué a ella y le dije que bailaba tan bien que hacia que valga la pena ir a allá, aunque sea solo para verla. Y para mí, eso era absolutamente cierto. Sonrió, hablamos un toque y la dejé bailando otra vez. En eso empezó a sonar Sisters of Mercy y yo empecé a bailar más allá. Estaba feliz por el trago, la música y bailaba con unas ganas… en eso ella me habló y empezamos a lorear otra vez y a bailar juntos. En un momento giramos y ella puso un brazo sobre mis hombros mientras se echaba hacia atrás y vi que el pata de las chelas se quitaba. Le conté a ella lo que había pasado, se rió y me dijo que ella sí veía algo medio raro ahí. Yo, ni cuenta. De la que me salvé, pensé, o de la que ella me salvó. Le agradecí y me respondió con una sonrisita pícara. Me contó que una vez había chapado con su amiga para quitarle a ella un pata de encima. Me pareció aún más atractiva: no limits. Hablábamos, bailábamos, hablábamos, reíamos, bailábamos. Bien. Luego nos sentamos y seguimos conversando, me dijo su nombre, me mostró su último piercing -una barreta sobre dos pequeños aros en la espalda- y hablamos de otras cosas que se dicen cuando uno conoce a alguien que le cae de la pm. En realidad, yo tenía ganas de conocer algo de gente, y mejor aun si era gente que iba a la misma disco y realmente le gustaba la misma música y tenia quizá una visión alternativa de las cosas, más relax o no sé, no tan igual a lo mismo que veo constantemente.

Quería irrealidad.

Irrealidad como ver la silueta de una bella gotik moviéndose con fuerza y danzando con rebeldía y abandono entre lasers de colores rebotando en sus piercings y metales y enciendendo sus mechas de cabello en la semi oscuridad de la disco como fondo, mientras Stygmata Martir inundaba mis oídos y resonaba hasta en mi abdomen.

En más de una manera fui feliz esa noche.

Puta madre, ¡me dura hasta ahora!.

Advertisements

Joy ride :: hermeneútica de un sueño

Iba en un taxi conversando con el chofer, un tipo ya algo mayor de rasgos morenos piel medio clara y cabello blanco corto. La conversación estaba divertida incluso algo picante por momentos y en una parte él me comentó sobre un telo que me pareció tan interesante que le pedí que me haga una carrera al día siguiente y me deje allá para conocerlo.

La mañana siguiente me veo ya en el taxi de camino hacia allá; las calles pasaban y pasaban e iba conversando, distraído como habitualmente soy hasta que noto que estamos en un lugar como el by-pass de Tingo María con Venezuela y seguíamos yendo. Me pareció que estabamos ya bastante lejos y que había pasado tambien bastante tiempo manejando así que le pregunto “maestro ¿falta mucho para llegar?” el tipo me mira por el retrovisor un momento para luego volver a mirar hacia adelante sin decir una palabra. Más que amenazante o agresivo se lo veía compungido o preocupado.

Oiga, ¿hasta dónde estamos yendo? ¿a qué distrito exactamente?” le pregunto en voz alta; el tipo se veía ya abiertamente avergonzado pero aún no me decía nada. Finalmente le pregunto : “Al menos dígame cuanto falta para llegar allá” Con un rostro de desesperanza me respondió en una voz casi inaudible “cuatro horas…“. Cuatro horas. Las palabras hicieron eco en mi cabeza, asi que le dije que pare en la esquina próxima, donde ví que había una bodega. Cojí mi maletín y bajé. Entré a la bodega, dí una vuelta y miré hacia la avenida. Estabamos aún en la Venezuela. Decidí que saldría, cruzaría la avenida y tomaría otro taxi para irme de vuelta. El sueño acaba allí.

Monse aparentemente. A ver algunos detalles:

• Yo no uso maletín, si bien este era del color y tipo que me gustan -cuero oscuro muy delgado tipo portapales- yo no tengo un maletín asi ni lo he tenido. ¿Porqué llevaba un maletin con papeles a un telo? Los papeles deben haber tenido cierta importancia pues no usaría un maletín así para llevar, no sé, Condorito o un periódico.

• La bodega parecía estar fuera de Lima. Entrar a ella era como salir de aquí. Era grande pero con pocas cosas, apenas uno o dos mostradores sobre un par de mesas largas en ángulo y en el espacio libre unas cuantas mesas cuadradas de madera con sus sillas, muy al estilo de las de algun pequeño pueblo que más que como bodega viven de la venta de cerveza.

• Lo más importante, ¿porqué el taxista hizo eso? La sensación que me dejo el momento es que el tipo olvidó decirlo o no le dió importancia y luego fue consciente de su error lo que lo apenaba bastante, por eso los gestos. Pero yo también subí sin preguntar más ni hablar de dinero en ningún momento. Fue algo así como la efusividad del momento y la seguimos.

Una interpretación: el taxi es mi vida transcurriendo; yo y el chofer son dos aspectos de mi misma persona; el telo como destino, mi proximo viaje. Los papeles son las cosas que me son importantes y que llevaré conmigo, ergo van en un maletín muy fino, especial, que alguna vez deseé para ocasiones formales. Viajo despreocupado e incluso consigo que me lleven así, sin más formalidades. El desenlace me dice que cuando sepa donde voy ¿será que querré volverme?. Mas bien parece que tomaré otro camino, sin discutir con el chofer.

No recuerdo los detalles pero debe haber sido un telo bien interesante.

WTF?

¿Qué pasó? Las letras de mi blog -que usa Hemingway como tema- se ven entre verduzcas y azuladas. Nada que ver.

Espero que lo arreglen pronto; eran blancas y eso facilitaba leer sobre el fondo oscuro.

Update :: me hicieron notar que podría ser un cambio en mi monitor, ahora que todo se ve normal, no estoy seguro que lo causó.

Après l’examen

Il y a eu un examen aujourd’hui qui était déjà annonce depuis la semaine dernière, mais je n’avais rien étudié pendant le week-end et bien sûr, le subjonctif a été demande en plusieurs questions… ahh putain… mais les autres réponses ne étaient pas mal de tout. Pourquoi est-ce que je fais ça? En plus que la langue a un son plutôt familier, je garde en moi la croyance de que je l’apprendrai simplement par l’écouter et parler dans un endroit qui parle français. En tant que je suis prêt a partir vers un tel endroit, je ne fait vraiment un effort si sérieux.

Oui, je viens de dénouer une des mes croyances irrationnelles.

Une prof m’avais conseille de lire des romans, un peu de littérature et je ne savais pas que auteur choisir pour commencer. Donc, j’ai google et voilà, Kundera. Il était tchèque mais il est devenu français et il écrit en cette langue. Parfait. L’insoutenable légèreté de l’être avait un style qui me plaît beaucoup. On vera si ces romans sont à la mediateque.

Imágenes y palabras

Un poco alejado estos días. He estado entretenido en tomarme algunas fotos para mi photoblog y no ha sido tan fácil; empezaba a pensar que la cámara o mi cara no cooperaban para obtener los resultados que quería. Lentamente me he dado cuenta que había dejado de tomar fotos hace ya un buen tiempo y que entre AF, EV, EC en este kleiner Photoapparat además de los f/stop y la apertura soy yo quien estaba fuera de práctica, tan simple como eso.

A eso se suma que conceptualmente quería probar diferentes alternativas de un cierto tipo de imagen, pero el tener que presionar el auto-disparador y luego correr y acomodarme, además de no ver que es lo que estoy en realidad tomando, elevan mi numero de fotos movidas, un poco fuera de cuadro o en mal angulo muy considerablemente.

Pero es cierto que ahora que he empezado lo he encontrado muy divertido.

Algo que tambien ha estado en revisión es mi perfil en el servicio de contactos. Al comienzo no sabía bien que poner, es confuso intentar reducirte a algunos adjetivos a lo largo de una frase. Luego, he ido encontrando una mejor manera de hacerlo. Se puede poner 3 o 4 cosas y dejarlo ahi a ver que cae. Pero ¿qué pasa si te tomas el trabajo de describir más exactamente lo que quieres, quien eres y que esperas?. ¿Qué tal si justo el tipo de gente que te interesa lee tu perfil, se identifica con lo que dices y se conecta contigo?

Es alucinante pensar que se puede obtener exactamente lo que uno quiere.

Aunque la posibilidad me intriga y me seduce, a la vez soy consciente luego de leer varios perfiles que la mayoria por alli es bastante, como diría, normalita. Dios-patria-familia. Matrimonio, hijos y un perro. Responsabilidad, metas y objetivos. Maduro-centrado-orientado a la tarea. Yuk.

Suenan como mi madre en una versión actualizada, con X años menos y sin ningún vínculo parental conmigo. Aunque tenga mucho que agradecerle a ella por ser quien es, pues, no me cabe como perfil de pareja.

No menciono esas opciones por que tengan algo malo per se ni es mi interés definir las elecciones de nadie. Pero no son las mías. Soy consciente que tengo facetas no muy mainstream y muchas veces entro en una relación sabiendo que esa persona es compatible conmigo sólo en ciertos aspectos y haciendo que las cosas funcionen alrededor de ellos. Claro, mientras ella tire bien. Bastante práctico pero, deja tantas cosas fuera.

Esperemos que la vida me sorprenda.

Launish ist das Glück!