Terra australis non ignota

Hace un momento veía el programa de Rafo León sobre la Antártida; la cámara mostraba la arquitectura de algunas casas, las calles y diversas tomas de Punta Arenas, el estrecho de Magallanes y el Humboldt camino a la base Macchu Picchu. Todo eso me hizo recordar que hace como 4 años fui a Santiago a pasar año nuevo con una pareja de amigos que vive allá y luego de estar en la Blondie y de vagar como me gusta por una semana en Santiago, decidí que iría al sur, a conocer Puerto Montt y Chiloé, navegar por los fiordos, quizá llegar a Puerto Arenas y conocer, finalmente, el estrecho de Magallanes. Si fuera por mí, me iría hasta el polo, uno de los lugares, para mí, más interesantes por conocer.

pinguinos

La cosa es que yo estaba haciendo ese viaje prácticamente en slaps, shorts y bloqueador casi todo el tiempo y aunque tenía equipo y ropa para el frío adecuados para ir hasta el punto más al sur de América, ellos estaban a más de 2500 km de distancia cuando me di cuenta que me harían falta. Opté por comprarme ropa interior térmica y aceptar un par de casacas bien gruesas en préstamo, aunque no eran realmente adecuadas para el viaje tendrían que hacerla con el impermeable que si había llevado.

En retrospectiva, considerando donde estaba y hasta donde estaba yendo tenía muchas opciones super interesantes como el trek de la Patagonia, cruzar el estrecho de Magallanes, conocer la Antártica y visitar a los pinguinos por supuesto! pero bueno, yo había salido de aquí -Lima- pensado en año nuevo, tomar sol en Reñaca, la Blondie, comer pescados y mariscos en Valparaíso y cosas asi.

Pero ya estaba allá y con el bichito de la aventura… no llegué hasta Punta Arenas ni hize el trek de la Patagonia. Pero tome un viaje en barco hasta el glacial de San Rafael, pasée por Chiloé y Puerto Mont, disfruté del curanto y del salmón abundantemente. Esa historia será materia de otro post. La cosa es que ver ahora algunas imágenes de lo que me faltó por conocer me hace pensar.

En la tarde de hoy me sentí aburrido.

Después de mucho tiempo me siento así. Al menos en mi caso, el aburrimiento no es la falta de opciones o cosas que hacer o medios para hacerlas, sino un estado de cansancio existencial, una de falta de interés por las opciones que tengo a mano.

Un hartazgo de la realidad más inmediata.

Me preguntaba si mi elección el pasar este tiempo así, en el gym unos meses y estudiando a la vez, habría sido la mejor.

Considerando que no son tantas las ocasiones en que estoy con tiempo para viajar y con fondos para hacerlo.

Racionalmente soy consciente que necesitaba el gym, necesitaba retomar un buen estado físico para hacer más simples algunos próximos viajes, ergo, me inscribí en el gym por estos meses. Teniendo que estar en Lima podía avanzar con mis estudios de idioma, algo que también voy a necesitar, ergo me inscribí en el curso intensivo.

Pero porque no tomar la opción del vago, hacer dieta mientras voy viajando, tomar el gym en Iquitos -por ejemplo-, y que mejor para aprender idiomas que viajar con une copine que hable el idioma en cuestión.

Alucinado como podría sonar, no sería la primera vez que yo hiciera algo así.

Supongo que este es el otro lado de mi cerebro, hablando. Y se da cuenta que por mucho que encuentre la mejor manera de aprovechar el tiempo, eso no cambia el hecho que estoy detenido aquí esperando que algún burócrata termine con mi expediente para tener mis papeles y seguir con mi camino.

Pero aún así, pienso en mis amigos en Santiago y en las noches en la Blondie mientras veo mi mochila gris, mi casaca de gore-tex y la foto de un pinguino sonriendo y la pregunta permanece:

¿Es qué todo esto vale la pena?

pinguino

Fotos del Artic Ecology Lab.

Pueden verse otras muy buenas fotos de pinguinos aquí.

Advertisements

10.4.5 OK

Corriendo el update 10.4.5 en mi PPC mac sin problemas ni nada raro, incluída la pequeña demora al arranque, la cual es esperable al actualizar componentes del sistema. Sólo 6.5 MB versus los 16 MB que es la .dmg para PPC completa.

licencias Lo que si fue nuevo fue ver que al dar click al botón para aplicar el update, Software Update me lanzó a una página de licencias de Apple. No recuerdo haber visto algo así antes. Imagen a la izquierda.

Curioso. Parecieran querer recordarnos algo ahora que se oyen historias de crackeos…

On peut rêver

Sera-t-il vrai? MacSlash parle du premier Apple Store au Québec. Il y a déjà des postes disponibles mais ils ne sont que pour techniciens ou ingénieurs et pas pour le store même ou le Genius Bar.

Ahh, et Je suis pas encore là-bas… tabernac de bureaucrats!

Il y a aussi une interesante discussion sûr la meilleiure ville à Canada pour un mac-head.

Tout evidement Absynthe loves

Mind over matter

El jueves me pesé antes de empezar mi rutina en el gimnasio. He bajado casi 8 kilos en dos meses aprox. Para mí una sorpresa, entrenaba sin darme cuenta de más.

Dentro mío nunca me he visto gordo. Pero a la vez, sabía que no estaba en mi peso y menos aun, que estaba como yo quería estar. Probablemente el que no se me notara tanto ayudaba. Aunque pienso que influyó más el que me quedé con la imagen del tiempo que hacía deportes año tras año : entrenaba unos meses hacia fines del verano, para luego trekinear o escalar en temporada. Y eso, junto con movilizarme en bicicleta a todos lados era suficiente.

Claro, uno no hace trekking sobre una vereda, sino subiendo y bajando valles y montañas en camino hacia algún punto y ese esfuerzo combinado con la altura más el peso de la mochila con equipo pues queman calorías a montones. Creo que eran algo de 5000 a 8000 calorías al día para los días de 6 a 8 horas de camino más difícil, que serían hasta 1000 m de desnivel de un punto a otro -no recuerdo exactamente. Y escalar es aún más demandante. Inclusive comiendo huevos revueltos en mantequilla y sublimes o snickers perdíamos peso.

No, si no era poca cosa.

Empezando a practicar / trabajar en ciudad es fácil olvidarse del tema. Más aún cuando sabes que de entrenar bajas, pues has visto tu cuerpo responder al ejercicio. Pero el peso no es en sí mi objetivo, sino estar en forma para unos viajes que quiero hacer, además de verme como me veo dentro mío y que es como antes me veía.

Así que ahí voy avanzando en una de las cosas que he me propuesto para este tiempo.

La dieta no es complicada, básicamente ingerir proteínas, máximo una taza de carbohidratos / harinas, una fruta y/o ensaladas en cada comida. El cambio ha sido dejar la porción de arroz del plato de fondo del almuerzo por un tazón de ensalada y servirme la pieza de pollo o carne sin la salsa del guiso. No es una gran alteración a mi presupuesto.

Debo confesar que no me cuesta mucho hacer dieta; con tal que tenga mi comida a la hora que me siento a la mesa, no tengo problemas con ver en la calle churrascos montados con papas fritas, helados, tortas, chocolates o lo que fuera, incluso así tenga hambre. Mi punto débil está en el momento que me siento a la mesa; si ahí por convidarme o darme a probar algo me lo pones en frente, tiendo a probarlo. O comer un poco. Fuera de eso, nada. Así mi almuerzo sean puras ensaladas.

Probablemente de la época que fui vegetariano o de las que estuve bajo dietas de competencia -osea para aumentar el rendimiento- uno llega a tener otra actitud hacia la comida. En esos momentos el ver un mousse de moras o un cheesecake de cerezas (uno de mis postres favoritos) o lo que fuera me traía la sensación de las calorías que ingeriría y de la grasa, y que aunque agradable, eso no era bueno para mi. Y me provocaba un cierto rechazo. Y no lo comía. Ni a solas. Esto es algo que me ha sido difícil compartir, cada que lo contaba nadie lo entendía; supongo que es una de esas cosas que tienes que vivir para entenderla. Es un tipo de control sobre las cosas, o lo que las cosas parecen ser. Experimentar que el placer de la comida no es el único placer, ni que tampoco es esencial te da una distancia con las cosas que te permite ser menos víctima de tus propios apetitos.

Control. Sobre el cuerpo y sus urgencias.

Para manejarlas a elección o, simplemente, darles rienda suelta.

Oyendo DCD the cardinal sin.

Será mi Karma

Dos pix de la noche del sabado. No fue tan buena como la última vez, pero la música estuvo muy bien.

TanzT!

Tengo una amiga que es un libro en blanco, o casi. Tiene más de treinta años, es virgen, nunca ha tenido un enamorado formal, creo que se ha besado 2 veces, vivió en los ochentas pero nunca vivió los ochentas, nunca fue a una fiesta de la universidad, nunca salió en la época de la universidad, nunca salió con nadie de la universidad, tan sólo leer la palabra masturbación en voz alta la sonroja… y la lista sigue y sigue…

Bueno, a esta amiga le gusta el wave y la música ochentera, o lo poco que ha oído de ese período. Antes de volver a trabajar al sur, bien lejos de Lima, me dijo que le gustaría ir a la disco pero realmente no tenía con quien. Y era verdad: su entorno de amigas fácilmente pueden ser descritas como las ‘sister’ -osea monjas- pues todas son más o menos similares, super tradicionales, conservadoras, algo pacatas, algo ingenuas y con el libro en blanco o apenas unas líneas escritas.

Usualmente no aguanto pulgas a nadie, pero pensé que si me he juergueado tanto, normal que lleve alguna vez a alguien así, que tan terrible podría ser habiendo aclarado que vamos en plan de amigos y que de conocer a alguien, ella o yo, normal, cada quien por su lado.

Bueno, no fue tan simple como pensé.

Tanzt!

La tuve pegada a mí toda la noche. No quería bailar sola en una disco donde cada quien lo hace como le da la gana, incluso en un momento que me alejé de ella y al volver empecé a conversar con otra chica, vino desesperadamente hacia donde estabamos y la otra se alejó al toque pensando que estaba teniendo una reacción ante la conversa, osea como si estuviera conmigo o algo asi. Uffff…

Pero había momentos divertidos, como ver su cara de sorpresa con ojos de huevo y con la boca abierta cuando entraban algunos punks y algunos punkekes… o cuando pasaba una gótica y me comentaba, muy discretamente, censurando que esa chica estaba con las medias rotas…

Pero hacia el final de la noche, me alegró ya verla bailar sola mirando un video, e incluso fue divertido cuando se le pego un tipo bien lanza, al cual no podía quitarse de encima. Claro cuando tuve que bailar con ella tres canciones que no me gustaban para ‘alejar’ al pata no me hizo mucha gracia y me di cuenta que en realidad ella debería ir con una chica que la acompañe en todo eso y le ‘enseñe’ como mandar bien lejos si alguien la jode. No siendo de perseguir ni de rogar a nadie, yo solo diría algo asi como ‘no’, ‘chau, o ‘ya fuiste’ y me quito. Y ya. Pero no soy mujer y no tengo idea que harán en otros casos.

Rato después, antes de irnos, el pata se acercó de nuevo, le dijo que ya se iba y que hasta otra vez. Y le dio un beso en la mejilla. Yo vi su cara de palta, pero luego cuando ya el pata se había ido casi me caigo de risa cuando la oí decir “ay, que chico tan raro, pero tan educado…“.

Al final, al esperar su taxi la vi feliz; supongo que ahora tendrá algo que contar a las sisters y quizá incluso, de que presumir un poquito. Mientras subía y el taxi arrancaba lentamente, la veía hacerme gestos para que apunte la placa del taxi y luego hacer adiós con la mano y apoyar su mentón en el dorso mientras miraba por la ventana como si fuera un miembro de la corte francesa, vestida con encajes y bobos, que se aleja en su calesa retornando a Versalles luego de haber asistido a alguna extravaganza y reflexiona sobre las diversiones mundanas.

Ahh, si conozco cada personaje…