Ten of wands

Esa fue la carta que saque de la baraja al preguntar por el dia de hoy.

Hoy fue el último día de clases del mes. Terminó con el profe preguntando que nota debía ponernos. No hubo examen, cada quien se puso la nota que quiso y luego vimos un dvd para hacer hora.

Osea aburrido. De saberlo, no iba.

Otros estarían felices de no hacer mucho pero yo necesitaré el idioma en serio así que debo decidir si sigo o tomo un profe particular.

Lo que me dio pena fue G, la chica de la clase. Hace un par de días entré a tomar un yogurt y al salir la vi caminando hacia el paradero donde íbamos. Hace ya más de un mes que nos íbamos juntos, pero de pronto ella dejo de hacerlo desde hace unos dias. Asumía que tenia que hacer o que iba a otra dirección, pero al parecer ya no quería ir conmigo y desde entonces se iba x otro lado para luego volver al mismo paradero.

Me dio pena. Pero si alguien no quiere mi compañía, no problem. Nada que ver con perseguirla, preguntarle o acosarla. Let it be.

Ayer al terminar la clase me levanté y salí sin preguntarle ni esperarla. Al parecer se dio cuenta y ya pues. Hoy al ir justo me la encuentro viniendo por la calle perpendicular. Me miró, la miré y cada uno siguió sin saludar o esperar al otro. La dejé que vaya adelante y la veía caminar con su vestidito turquesa, esos de algodón que se pega al cuerpo. En la clase me daba cuenta que a ratos me miraba. Yo no la miraba a los ojos ni para responderle alguna cosa que me preguntaba. Ahora que escribo esto se me ocurre que de repente le gusto y por eso se aleja. La verdad no se que puedo haber hecho para que ella actúe así.

A veces las cosas se van al diablo, sin más ni más.

Como contraparte conocí una chica nueva en el gym que me llamó la atención por sus curvas cuando entrenaba y que resulto no siendo nada complicada para conversar. Mientras tomaba un jugo se sentó a la barra y hablamos un buen rato.

Hey es bacán tener caras conocidas.

Cinco años

Gracias a un artículo en Ars caigo en cuenta que Mac OS X cumplió 5 años ayer.

Estoy en el mundo mac desde las épocas del sistema 7 y la presentación de las primeras PowerBook; los upgrades y los updates traían nuevas cosas pero igual se sentía que estabas en una versión mejorada del mismo OS. Tuve que esperar un poco antes de poder usar OS X, el hardware que tenía en casa no lo soportaba y no podía disponer del de la oficina y sacar de sus funciones a una estación para hacer un experimento.

Usar OS X fue toda una experiencia. Era lo mismo y a la vez no lo era. Podía usarlo pero no sabía donde estaban las cosas. En anteriores OSs yo me sabía las extensiones casi de memoria, la ubicación de las cosas, podía resolver problemas apenas se presentaban. En el nuevo OS eso ya no se aplicaba.

Pero como en todo, uno va aprendiendo con el tiempo. Ahora puedo decir que estoy bastante satisfecho con Tiger, es estable, funciona bien y hace lo que quiero sin complicarme la vida. Y cuando quiero complicármela ahí esta el Terminal y la línea de comandos UNIX. He aprendido UNIX!. La interfaz gráfica es notablemente más acabada que en anteriores versiones, y eso para mi es algo importante, lo que veo, las ventanas, los efectos, los cuadros de diálogo son mi experiencia de todos los días y no aceptaría que fuera menos. Es una de las razones por las que busqué y encontre las mac desde el comienzo de mi relación con las computadoras. Además de no spyware, no virus, no problemas. Ahora que lo pienso, no me acuerdo del sistema operativo más que para hacer updates o correr eventualmente un chequeo de rutina.

Ciertamente no pensaría en pasarme a otro sistema.

Me voy al gym.

Oyendo Ladytron Play girl

Algo bien y algo… urgh…

Wow… me presenté a una entrevista de trabajo en un instituto al cual envié mi CV hace como 6 meses, y que recién me respondió hace dos días.

En la primera mitad del examen de placement obtuve 20/20, en la segunda 98/100. El director académico me dijo que había tenido un muy buen score, mis errores fueron de estilo más que de redacción o gramática, me dijo que vaya al training para revisar la metodología y ya.

¡Ya tengo el trabajo!

No podía estar más feliz. En especial porque me mostró mi puntaje y he visto que es bueno.

Llamé a Antoinnette para compartir mi alegría, contándole. Ella enseña en un instituto bien conocido.

¡Olvidé que ayer fue su cumpleaños!

Con toda razón se quejó que nunca me acuerdo de las fechas y bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla… y de pronto se cortó la llamada pues se acabó el saldo de este celu. En verdad desde que cambié de mac y no pasé mis calendarios ni todos mis archivos, pues hay cosas que se me pasan. Sin iCal o algo así que me recuerde ciertas fechas, soy bastante malo recordándolas.

Pero inmediatamente llamó desde su teléfono y empezó con el tema del dinero. Desde hace un tiempo es como si quisiera cobrarme algo que yo le he hecho [ni idea que será], o como si hubiera gastado tanto en mí que ahora se ‘merece’ el que yo gaste en ella. Ya ni me da tiempo a ofrecerme a pagar las cosas, ella encuentra una manera de sugerir que yo pague o lo dice indirectamente con alguna broma o fraseo que ella cree ingeniosos y que son al contrario, bastante torpes.

Honestamente no soy tacaño, no me importa pagar el cine, o el almuerzo o lo que fuere, pero esa actitud de constante atención al dinero, es algo que me repele y es lo que hace que me mantenga lejos de ella. Cada que la veo lo no noto y tomo distancia. Pero esta vez estaba tan contento y como ella esta en un campo similar, pensé en contarle. Y ya ven. No es que ella esté en mala situación, no es que no gane lo suficiente pero es algo que se ha acentuado en ella con los años.

La verdad que fue muy chocante llamarla para compartir una alegría y que ella me salga con este tema.

Asi, que por joder, le estoy enviando como saludo sólo un mensaje.

Nathalie

Ahh Samara… ahora que te cuento un poco de lo que estoy haciendo y te propongo ir al cine en vermout me dices que no puedes. Después que tu eres quien me ha llamado y me animaba a ir contigo. Parece que quieres jugar al gato y al ratón.

Quizá es su manera de llamar mi atención. Quizá quiere sentirse ‘perseguida’. Quizá eso la hace sentirse bien o importante o querida. Vaya a saber. Le deseo suerte pero tenemos pocas cosas en común o de que hablar.

En realidad Samara ya fue.

Quien está en mi mente desde hace unos días es Nathalie. Hemos salido dos veces, conté la primera salida en otro post, y la segunda fue en esa semana que no escribí. En ambas ha sido bastante intenso el estar juntos, no sólo a nivel físico.

La historia con ella esta siendo muy parecida a como fue con mi ex, Maargrit, de quien estuve realmente enamorado. La manera en que nos empezamos a tratar, las primeras salidas tienen un eco para mi.

También fisicamente hay muchas cosas en común en su look; ambas son medio altas, blancas, ojos grandes, muy lindos labios, cabello claro. Y una personalidad alegre, light, risueña, voluntariosa -o algo mandona si te dejas- y una manera de engreírse entre pueril y fresca que me encanta. Ambas están muy lejos de encarnar el estereotipo de chica dulce y que no mata ni una mosca. Y eso también me gusta.

Como que hemos enganchado rápidamente. Creo que estamos tomando los dos un poco de distancia ahora por las cosas que tenemos que hacer, pero también por que como que todo viene tan pronto que quizá, despierta algunas reservas. Siendo racional, no puedo saber que pasará, ni si las cosas seguiran. Siendo irracional, deseo que sigan y que sigan mejor aún.

Pero no seamos ingenuos, una chica así debe tener un séquito de seguidores o al menos algunas personas con las que salía o sale y cosas por resolver.

Uno de mis deseos más antiguos es el de conocer a alguien con quien se den una química y una compatibilidad tan inusualmente altas que en poco tiempo estemos juntos. Viviendo juntos. Y que todo suceda de manera natural, espontánea, sin forzar las cosas, sin presiones ni urgencias de ninguno de los dos lados.

Las pocas veces que he contado esto me toman por romántico. No me suelo catalogar a mí mismo. Solo encuentro esa idea fascinante.

Si las cosas van ¿para qué esperar?.

Romántico?

Soy un prágmatico descarado.

Soirée de la Francophonie

Estuve en la soirée por el día de la Francofonía en el Museo de la Nación. Hubieron algunos stands con información de Suiza, Bélgica, Francia, Canadá, Quebec, Marruecos y Romanía -no sabía que el francés se hablaba allí. Bastante información sobre estudios, turismo y demás.

Stands

El buffet rico. Y mi dieta se fue al diablo. Y hoy amanecí con la rodilla muy bien. Sería que le faltaba vino y rumba… Lo que tuvo de internacional el buffet fue un late harvest canadiense -no recuerdo el viñedo o marca- que servían en unas copitas pequeñas y varios tipos de dulces y chocolates también de allá. En una esquina estaba la orquesta del Pestalozzi tocando música instrumental, nada de vanguardia pero, a ratos, daban ganas de bailar. Luego pasamos al auditorio y aparte de dos pequeños discursos en francés y en espagñol presentaron a Celine, una cantante suiza que usaba un acordeón para acompañar sus canciones, y a ratos se le unían los niños de la coral del mismo colegio. Interesante y pronunciaba muy bien el francés con una soltura y facilidad. Aunque después de algunas copas de vino, ya me daba ganas de un sueñito el oírla.

Celine und schulerin

No sabía que en el Pestalozzi enseñaran francés. Pensándolo bien, si es un colegio suizo deberían salir hablando los 3 idiomas oficiales. Interesante. Yo había pensado que de tener un hijo haría todo lo posible para ponerlo en el Humboldt, el Franco-Peruano o en los Reyes Rojos. En ese orden -el Humboldt me encanta. Nada de colegios religiosos. Pero viendo la gente de este colegio y las actividades me hace repensar mis alternativas. Aunque claro, ahora ya no parece que vaya a tener que hacer una elección de ese tipo.

Algo que no esperaba es que un amigo había invitado a una amiga de él que fue a clases el otro día. Ella me llamó la atención porque parecía de un carácter un poco fuerte y de personalidad digamos nada delicadita, un poco como la china surferita que era mi pataza y que ahora anda de novia y ya no la veo nunca. No sé, no era una belleza -a diferencia de la china que era un cuero- pero me llamó la atención ese día. Asi que anoche estuve conversando con ella. Vinos van y vinos vienen. Sí y no, no era tan mala como parecía.

Será pues que de cerca, el león no es tan fiero como lo pintan