Nathalie

Ahh Samara… ahora que te cuento un poco de lo que estoy haciendo y te propongo ir al cine en vermout me dices que no puedes. Después que tu eres quien me ha llamado y me animaba a ir contigo. Parece que quieres jugar al gato y al ratón.

Quizá es su manera de llamar mi atención. Quizá quiere sentirse ‘perseguida’. Quizá eso la hace sentirse bien o importante o querida. Vaya a saber. Le deseo suerte pero tenemos pocas cosas en común o de que hablar.

En realidad Samara ya fue.

Quien está en mi mente desde hace unos días es Nathalie. Hemos salido dos veces, conté la primera salida en otro post, y la segunda fue en esa semana que no escribí. En ambas ha sido bastante intenso el estar juntos, no sólo a nivel físico.

La historia con ella esta siendo muy parecida a como fue con mi ex, Maargrit, de quien estuve realmente enamorado. La manera en que nos empezamos a tratar, las primeras salidas tienen un eco para mi.

También fisicamente hay muchas cosas en común en su look; ambas son medio altas, blancas, ojos grandes, muy lindos labios, cabello claro. Y una personalidad alegre, light, risueña, voluntariosa -o algo mandona si te dejas- y una manera de engreírse entre pueril y fresca que me encanta. Ambas están muy lejos de encarnar el estereotipo de chica dulce y que no mata ni una mosca. Y eso también me gusta.

Como que hemos enganchado rápidamente. Creo que estamos tomando los dos un poco de distancia ahora por las cosas que tenemos que hacer, pero también por que como que todo viene tan pronto que quizá, despierta algunas reservas. Siendo racional, no puedo saber que pasará, ni si las cosas seguiran. Siendo irracional, deseo que sigan y que sigan mejor aún.

Pero no seamos ingenuos, una chica así debe tener un séquito de seguidores o al menos algunas personas con las que salía o sale y cosas por resolver.

Uno de mis deseos más antiguos es el de conocer a alguien con quien se den una química y una compatibilidad tan inusualmente altas que en poco tiempo estemos juntos. Viviendo juntos. Y que todo suceda de manera natural, espontánea, sin forzar las cosas, sin presiones ni urgencias de ninguno de los dos lados.

Las pocas veces que he contado esto me toman por romántico. No me suelo catalogar a mí mismo. Solo encuentro esa idea fascinante.

Si las cosas van ¿para qué esperar?.

Romántico?

Soy un prágmatico descarado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: