So, la Tulipe

La llamada de Franco me despertó de la siesta. Ya eran las 10PM. Había jateado riquísimo pero ya era hora de salir.

Habia oído de esta disco varias veces, sobre sus sábados ochenteros así que iba con algo de curiosidad a pesar que usualmente me encuentro con una una mezcla de géneros que si bien son la época no todos son los que más me gustan.

En 15 minutos estuve en Mont Royal.

La Tulipe está en un antiguo teatro con una fachada alta de la que sobresale una gran marquesina blanca, con luces en los bordes y el nombre en letras grandes. Había una cola corta de no más de 10-15 personas. Entramos al toque.

De primera parece que estás en un cabaret de otra época por las luces suaves que salen de una bolas blancas de vidrio pavonado sostenidas por una especie de brazos o soportes en madera y los acabados de madera marrón oscura tallada por todos lados. Hasta que te das cuenta de la gente y claro, obviamente estas en este siglo. Parece un poco a la pista principal de la Blondie, o al Colina en las épocas del Blue Buddha.

Nos paramos un rato. La musica era variada, de los ochentas pero nada que me emocionara aún. Aparecen Eloisa and Mireilla. Eloisa es la esposa de Franco. Pero estan en una situacion interesante: todos sabíamos que Franco salía con otras personas desde hace un tiempo hasta que finalmente él se separó de ella hace 2 semanas y aunque se siguen viendo y salen juntos, él esta viviendo con otra chica, alojado solamente segun él hasta que le entreguen su nuevo depa. Mireilla es la chica que me sonreía cuando me iba hacia el metro hace un par de dias.

Asi que allí estan ellas.

Nos presentan a un grupito de gente que estaba un poco más allá; con la música no oigo nada, ni los nombres ni el idioma en que me hablan. Solo veo caras muy quietas, medio serias. Una de las chicas está en algo. Oigo español, un chileno, que conversa con Franco cruzando los brazos sobre el pecho.

Sonó algo y todos fuimos a la pista. Es rico estar una disco que esta full, no al punto de chocarte con la gente pero si sentir que estas rodeado de gente que tambien disfruta del lugar.

Yo estaba bastante distraído viendo las luces, el lugar, no se porque me llamaban tanto la atención. Y asi estuve bailando, o hablando con Eloisa. Ella parece tranquila con la separación aunque no tocamos el tema y yo se lo que ha pasado por Franco, ella no me ha contado nada. Y pensar que yo conocí a ella primero y estuvimos en un proyecto juntos. La verdad que se ve de buen ánimo y me alegra.

Al rato, le dije vamos a Mireilla y subimos a al escenario que fungía de segunda pista, con otra barra al fondo y todo. Ahí es donde bailas para que todos te vean, si estas en esa nota. O si simplemente quieres estar sobre los que estan abajo bailando. Franco y Eloisa nos siguieron y como había gente fueron más allá al centro de la masa. Más gente seguía subiendo, asi que llevé s Mireilla de nuevo a donde estuvimos bailando antes, abajo. Y nos pusimos a conversar. Interesante saber que ella tambien iba a Bauhaus en Perú. Que ahora va a Saphir. Que teníamos gustos similares en cuanto a música. Que le parece haberme visto en la Bau. Que fue a ver a Depeche aqui en noviembre. Escuchándola me parece que del grupo de peruanos que conozco es una de las pocas que ha querido ir a los conciertos de Covenant, Placebo y otros y que tampoco tuvo con quien ir. Y que conoce un poco (o mucho, no sé) del ambiente. Bien. Luego me contó que es divorciada y que su ex ya no se mete en su vida. Hasta ahi todo OK era una conversa algo animada y algo interesante a la vez. Hasta que me contó que estuvo saliendo con un quebeco y que la relacion estaba en hiatus porque ella le dijo que si la buscaba por sexo, ella no era la mujer para él.

Eso para mi es usualmente un deal breaker o un red flag como le llaman. Independientemente que yo tenga o no alguna intención -que no la tenía- con quien me cuenta algo así la primera vez que hablamos, pero el hecho de que alguien me advierta, veladamente o de manera indirecta cosas así me hace pensar que esa es un área en la que esa persona tiene algunos conflictos… y siendo el hedonista que soy, evito el displacer, en el más amplio sentido.

Neeeext…

Justo en eso llegaron Eloisa y Franco la conversa se cortó y decidimos ir a comer algo. Una pizza al paso, algo rápido para regresar a bailar. Al volver empezé a bailar solo y de pronto estaba cerca a una chica muy blanca, con un vestido negro y botas. Bailaba locamente y eso siempre me llama la atención, además que era un cuero. Estuvimos compartiendo algunas vueltas, algunas risas y todo OK hasta que llegó su enamorado o algo así. Y bailaba con él y me miraba sonriéndome a la vez.

Pero ya tenia un poco de sueño y no estaba con la idea de seguir a la cuero a ver que pasaba. O de tríos esa noche.

Franco me dijo que ya se iban y que si queria que me jalen ya era hora.

Caminamos al carro en silencio. Un silencio tranquilo, no incómodo. Al bajar, me despedí de todos y vi la mirada de Mireilla otra vez sobre mí. Caminando hacia casa pensé que fácil podría haberle dicho para ir a Passeport y bailar un par de horas. Es otro ambiente y la música es mejor que en la Tulipe. Pero a la vez me di cuenta que si en el momento no se me ocurrió o no me provocó es por que no era.

Al entrar ví que no había tendido mi cama.

Y pensé que es como cuando una chica sale con alguien sin afeitarse las piernas. Osea, como que no piensa tener sexo esa noche.

Aunque al final, a veces, todos terminamos tirando.

Incluso, sobre una cama destendida.

Advertisements

2 thoughts on “So, la Tulipe

  1. Interesante no lo puedo negar, descubrir esos espacios no tan comerciales, yo tambièn soy un cazador de lugares asì, compartimos varias cosas, serà la generaciòn, jajaja.

    No conozco la Blondie, de tantas veces en Santiago nunca lleguè a ir, espero que en algùn pròximo viaje lo pueda hacer.

    En cuanto al sexo, todo depende de la disposiciòn, afeitada o no, cama tendida o no, tu lo sabes, yo lo sè.

    Nos leemos.

  2. Será la generación o la degeneración actual? Como dice una canción…

    No se bien que música te guste más pero la Blondie a mí me encantó y tuve algunas aventuras por allí, que aún no paso a este blog. Merece una visita.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: