Curves and speed

Mmm llego a 42.5 km/hr en la bajada de St-Urbain con Sherbrooke hacia Place des Arts

Apenas terminando esa bajada tengo que inclinarme y frenar un poco mientras tomo en curva el cruce a 90 grados para entrar a Maisonneuve.

El viento se siente algo fresco a esa velocidad, aún en esta noche de verano.

Anime

Despues de Shakugan no Shana encontre varias temporadas de Saber Marionette. Recuerdo vagamente cuando empezaron a pasar los episodios en Locomotion. Yo no llegué a ver ni un capitulo y no sé si pasaron la serie completa o al menos una temporada pero sí recuerdo que generó bastantes comentarios en la línea que en una serie se había transformado las mujeres en marionetas que hacian todo lo que los hombres querian.

Nada que ver con la historia en sí.

Ahora estoy cerca al final, a dos episodios por terminar toda la serie. Con cierta pena debo decir. Como todo anime entre humor, cosas fantasticas y aventura se tocan temas interesantes.

Cada una de las marionetas casi representa un tipo puro de lo eterno femenino. La niña fresh, lúdica, curiosa, encantadora. La madre, o mejor dicho orientada a la maternidad, cálida, hábil proveedora, paciente, comprensiva, femenina y algo idealista. La femme-fatale algo agresiva, directa, sexy, deseosa.

Es fácil identificarse o preferir uno o más de esos tipos. Y es interesante pensar quien de tu pasado ha sido -más o menos- de uno u otro tipo. Y cual prefieres despues de haberlos probado. Y porque.

Lo que me lleva al siguiente punto.

Después de despertar, las marionetas y Otaru, el protagonista, empiezan a compartir el mismo departamento. Parte del desarrollo de la serie es el lazo que se establece entre ellos y la competencia entre ellas por ser la única para él a lo largo de todos los episodios y aventuras por los que pasan.

No puedo evitr recordar que entre mis 19 y 20 años me preguntaba si había una sola persona para cada uno, y si era posible estar enamorado de más de una a la vez.más de una persona a la vez.

Y las respuestas tarde o temprano, llegan.

Estuve viajando por Perú y luego de terminar una relación importante decidí que no quería estudiar ese año sino hacer otra cosa: aventura. Trekking, escalada, cleta, canotaje. Y claro vida nocturna. Me fuí a Huaraz. Y terminé con 2 alemanas esa temporada. A la vez. No piensen en una película triple X, era relación muy íntima, muy cercana pero sin sexo mientras estabamos los 3 juntos. Una era fotógrafa; nunca supe bien lo que era la otra, creo que no haciá nada más que viajar también dándose un tiempo. Fuí tan feliz ese año. Parabamos de arriba a abajo todo el tiempo. Una era castaña de ojos verdes, la otra muy rubia de ojos azules. No era algo que planée, no es algo de lo que presumo, pero simplemente la vida a veces te da cosas así. Y en el momento si bien lo disfrutaba, no era muy consciente de lo único de esa experiencia.

Demás esta decir que después de la temporada no separamos para seguir viaje hacía puntos distintos. Y me volví a encontrar con cada una de ellas en Lima, por separado. Las cosas fueron diferentes entonces.

Ahh que tal año.

Al año siguiente obtuve algunas otras respuestas con 2 chicas, pero en Lima. Relaciones paralelas con un componente abiertamente sexual. Aun recuerdo la mirada de una saliendo en del departamento al medio día. Para ir a ver a la otra en la tarde.

No me estoy refiriendo a un levante o algo así. Con una nos vimos como 4 años intermitentemente cuando ella volvía a Perú o yo iba a SF. Con la otra nos vimos bastante más tiempo e incluso entre relaciones con terceras personas. Hasta ahora tengo contacto con una, que esta por mudarse con su novio/esposo. Salí con ella antes de viajar como cuento en otra parte de este blog.

Así que esta serie me trae ecos de cosas inesperadas. No puedo sino ver con simpatía la tensión cuando estos temas parecen resolverse entre los personajes. Aunque sé de antemano que elegir es dejar algo y que las separaciones, no son siempre felices.

Pucha hora de salir. No soy realmente fan de ver futbol, pero ya quede en ir.

Este tema da para bastante más.

splendor

Sin pensar

Aquí en Montréal hay solo 3 distribuidores de la marca de bicicletas que quería comprar. Resultó que el que me daba un mejor precio era el que estaba más lejos. Pero después de ir la primera vez me di cuenta que no tenía porque ir entre avenidas y calles super concurridas sino que había otra ruta.

Y así llegue a la riviera norte.

Lo que ven en las fotos no es una pista para autos. El borde norte de la isla tiene un camino para bicicletas que pasa en parte entre calles de casitas pintorescas y en parte por una zona de parques o de bosques como se ve en las fotos. No pareciera ser la ciudad, pero está dentro de Montréal, justo a lado del río. Muchas de las casas tienen un jardín que termina en el borde del agua. Todo es tan relax. Cada que vengo por aquí me digo que voy a comprar una casa en esta zona, para disfrutar de la sensación de estar fuera, en el campo, y con vista al río, pero aún estando cerca de todo.

Este sábado me fui a pedalear un rato y tambien a ver un mécanico de la tienda para que me de una opinión sobre un sonido que tiene el amortiguador. Este modelo es a aire y aceite, el anterior que tenía era con un elastómero, y bueno este hacía un sonido que no sé si es normal o si es que necesita servicio. De paso, claro, quería ver que de nuevo tenían en la tienda.

Las buenas nuevas son que nada, todo esta en orden. El sonido es parte de que estoy volviendo a usar el amortiguador después del invierno y va a desaparecer poco a poco. Y nada. Aún me parece loco que la presión de las llantas sea casi 3 veces que las de un auto -en promedio 35psi, mientras que estas llantas llevan 100psi o más.

De vuelta, con el sol y el ejercicio me antojé de algo de mar. De un cebiche y una jalea. Pucha no está la china para decirle para tomar unas chelas. Así que terminé en un restaurant peruano. La bici encadenada a la reja y yo sentado en la mesa que estaba sobre esa zona dando a la calle. Super rico, aunque podía darme cuenta que esa no era la primera fritura de ese aceite, tampoco estaba mal. Mariscos frescos, crocantes, super jugosos.

Y llegué a casa en la tarde. Una ducha y a ver Uta-Kata o algo hasta hacer hora para ir a la Tulipe.

Eso pensé.

Al rato una llamada. Nos vamos a La Ronde. Wow. Tiempo que no iba a un parque de diversiones. Yap.

Demás esta decir que entre pedalear desde media mañana hasta las 4 PM aprox y luego, sin siesta, salir a los juegos hasta las 11 PM llegué a casa y dormí como un bebé.

Y no fui a la Tulipe.

A ver si me desquito hoy por la fête de St-Jean…

La fête!

Day off

Y me tiré la pera.

Ya desde que me levanté tenía la sensación de que no quería ir a trabajar. Mientras me afeitaba. Al ver que iba a ponerme. Igual me alisté y salí. Todo tranquilo hasta que un par de cuadras depués decidí volver. Llamé a dejar un mensaje y volví a casa. Preparé algo de tomar, me reí de la bulla que hace la licuadora cuando todo el edificio está tranquilo -que carajos, si es mi casa!- y me eché a descansar. No es que estuviera particularmente cansado o que haya hecho tanto el fds. Pero no quería ir. Y ya.

A veces peco de demasíado responsable. Sin embargo, me gustan mis días de vago. Hoy fui de compras para llenar la refri y me queda una reunión en el banco y luego a clases en la tarde. Y disfrutar el sol -ya no llueve-

Eso sí, envíe mi cv con cover y todo lo demás a otra empresa. Es un trabajo más o menos similar pero con mejores condiciones. Si ya no me provoca ir a trabajar, obvio que es tiempo de cambiar de trabajo.

Así que ahora estoy pensando si ir al banco en bici, por el calor, o no.