Plump

Es temprano, al menos para el común de los oficinistas. Salgo a tomar algo de desayuno. Hay aún poca gente en la calle, todo esta relativamente limpio y despejado. Pido un par de muffins en Second Cup y luego a por un cappuccino en Tim Hortons. Camino sin pensar en algo especifico solo dándome cuenta que es temprano, que el dia empieza.

La gente sale pronto, no sé como la cola avanza muy rapido y ya estoy frente al cajero <<oui monsieur?>> << un cappuccino, svp.>> <<cappuccino glacé? >> <<non, avec vanilla française>> <<moyen?>> <<hmm, non, grand>> <<oui monsieur !>>. El tipo casi parece estar a punto de chocar los tacos de los zapatos al responder y apurarse por mi café. Saco un billete de 20 y espero que me traiga el café. De pronto caigo en cuenta que estoy aqui, que mi billetera tiene dólares verdes y que estoy hablando en francés. Sin pensar.

Salgo y miro alrededor. Estoy en un calle con edificios altos de paredes de granito y solidas puertas con cuadrados de vidrio transparente. Voy hacia una plazita donde siempre veo la van del informe del tiempo. Me siento y veo. He pasado tantas veces por aqui este año, yendo a desayunar con un amigo de la oficina y conversando sin darme mucha cuenta de lo que estaba alrededor.

Una hora.

Mientras tomo un sorbo de café -está caliente- pienso en que hacer en una hora. Sacar la bici e ir al canal. O pasear un poco alrededor de aquí. Ir a nadar -eso sería rico: agua. De haber una piscina cerca sería ideal pues podría nadar al menos 45 min. Ir a casa. ¿A desayunar? como que ir a desayunar solamente, no tiene mucho sentido y si me echo en la cama.. ya fui. ¿Ir a ver que pasa con Asahina, o ver como va a ser el primer desfile de Caroline con Parakiss? Starter line sigue sonando en mi cabeza, aun con la letra incomprehensible -por ahora al menos- para mí. Nah, no me da para tanto.

Una hora no es mucho. Mejor serían dos.

It’ll have to make do. Usualmente durante esta hora tomo una siesta después de comer algo ligero. Veámos si encuento una mejor manera de aprovechar mi tiempo o mi rutina.

Una chica rubia de piel muy blanca pasa caminando. Su figura tiene la típica contundencia de una quebeca joven. Sus pasos son lentos, sin apuro. Entre su modo de andar y la cadencia de su caminar parece que se detuviera un poquito a cada paso evidenciando el plump de cada una de sus nalgas inmediatamente después que sus tacos tocan el piso y la punta del pie le sigue a continuación. Lleva una falda asimétrica que con el movimiento o el viento muestra por momentos, muy brevemente, una trusa gris con lineas blancas.

¿Será que aparece de pronto para recordarme de algo?

Me gustaría un capuccino con amaretto.

Advertisements

2 thoughts on “Plump

  1. Tienes el tiempo y la calma para disfrutar, en buenahora, es lo que uno deberia hacer mas seguido.

    Por que se sorprende de mis salidas, estimado amigo, siempre que puedo me quedo hasta el amanecer, siempre que puedo venzo a la muerte.

    Nos leemos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s