Lilybeth blues

I opened my eyes and saw an unfamiliar ceiling extending across my head. A single, boring lamp pended on top of the middle of the room. Where the f*** am I now?, was usually what I thought first while heavy notes of dark wave or punk were coming from the living room. Too much for so early in the day if you ask me but such are the perils of having a punk rocker girlfriend.

But some mornings, for a reason still unbeknownst to me, this was what I heard:

So, waking up today somehow I wanted to listen to it again and again. Since I first heard it, I’ve felt alternatively like the one giving the advise and the one receiving it as well. I guess I do have a very old side of me, older than my current being, as some wiccans told me. Anyhoo, it’s a beautiful message.

Enjoy your Sunday.

Iquitos

The first impression of the city I had was that of a little bit of a chaos. Or arriving to a fisher town close to the Lima shore -say, Barranca, for instance-. A little later you realize how large this city is, how many ports they have for different ships going to other Peruvian cities and to Brasil and Colombia as well.

I also had to find a hotel that took visa cards as I was very short of cash. Got one with air conditioning and breakfast included for 60 soles. Then out to walk a bit and have a look at the city.

Eiffel\'s Iron House at the Iquitos main square

This is the Iron House made by Eiffel. Even though not ugly or unpleasant I had a different impression of the Iquitos main square by the pictures I had seen up to now. The malecón is nice and the view of the river is great.

It was party night at Noa. After having a nice lunch at Huasai went back to have a long shower rest and watch a movie. At 11 PM I woke up, showered again and went to dance at around midnight. The place got crowded almost immediately and people was moving even out of the dance floor. I had a beer and watched a bit how things are in this corner of the world.

But, i got tired of the music soon. I’m really not against cumbia or whatever and I can sympathize with the joy the musicians and the rhythm seem to convey with the music but somehow I can’t connect. I learned to dance a bit of salsa around my twenty something years as I heard it in the pubs among other very varied music, even huaynos and sicuris, when traveling. In Lima, no way.

So after a long while I went out to have some air. Got a stamp in my wrist -which was from a hotel, wtf?- and headed to the main square to seat, relax and check the buildings and architecture with no people. Or so I thought.

As soon as I seated two girls approached asking me if I wanted “company”. I have nothing against the world’s oldest profession but I have never used their services either, so I declined smiling. Sat a bit, breathed. The air was not fresh but less warm than during the day. I noticed later that a middle aged blond woman, probably a foreigner social worker, went to talk with them and moved from girl to girl.

I moved to another seat, to check the Iron house and when doing so a girl seating by the next bench said hello. I answered hello and seated. Then the blond woman went across the street, to the drugstore, and the girls seemed surprised and said no word to me after that.

Intrigued, I moved back to the previous bench and when one of the first girls walked closer I moved my head and she approached. I was sure of not wanting her services but intrigued by the blond woman and curious about how things go here in Iquitos.

The girl said her name was Mónica and that the blond woman was evil. She approaches the girls to provide clients and sometime mistreats and yells at them. She told me that woman had problems with the local authorities as she provided underage girls on demand, and she was also caught doing that but she got out. Who knows if the woman is a social worker or if Mónica is telling the truth.

Other that that, she tried to convince me to go to my hotel in the sweetest way possible using the local accent when speaking, which let me tell you adds to the persuasion. Finally after talking a while about many other things, places to go out and stuff she understood and left saying goodbye.

Time to go back to Noa.

On the way back to Noa I got the itch for a burger and while eating started talking to the owner. He gave me some tips about the places -the Agricobank, the Complejo CNI and the COA- and also told me some bad news. The new mayor, in order to refrain the moral dissolution, the excess of “juerga” and to prevent this city to completely end up as Sodom and Gomorrah had set up a curfew of 3 AM for all discos and clubs in the city on Saturdays, and 1 AM the rest of the week.

No kidding.

It was about 3 AM, my wandering and talking to the hookers had taken more than I noticed and now Noa it was about to close.

As the burger’s place owner told me, there are places outside of the city radius that do not close until 5 AM or even later but I had just arrived that day after sleeping in a hammock for 3 nights so I wanted a bed.

Absynthe slept beautifully that night.

And One

Pocas fotos buenas; no había zona vip y con todo lo movido del concierto no todas las fotos salieron como debía ser. Así que no se quejen.

Llegué a eso de las 9 PM y me puse a la cola, justo detrás de un grupo de góticos que estaban en círculo preparándo un trago. Por un lado, era gracioso ver a la gente pasar y pararse a mirarlos con extrañeza, hasta algunas mamás traían a sus hijos pequeños a que los vean mientras los abrazaban entre entretenidas y temerosas. Algunos se iban diciendo algún insulto velado o palabras despectivas. El grupo a veces los miraba y generalmente los ignoraba. Por otro lado me daba pena ver la actitud de la gente hacía algo que es diferente a uno. Muy lamentable. En fin.

Entramos. Ya había algo de gente, la mayoría de negro con el polo del concierto y algunos en full goth.

antes del concierto

El Iguana Rana es un espacio amplio con el escenario al frente, una especie de mezzanine opuesta al escenario y un par de zonas separadas por una baranda a los lados, supongo que para mesas . Y la barra al costado de la entrada. Con la entrada tenías un trago: vodka o ron. Buen detalle. Hasta que querías comprar otro trago y no vendían otra cosa que cerveza. Chezz.

Y luego esperar y esperar y esperar…

Arian 1 arrancó a eso de la medianoche. Yo no tengo mayores referencias de ellos pero su música me pareció buena sin destacar. El vocalista fresh ante el público aún así lo pifien como tiene que ser un telonero. Tenía ritmo, te ponía en algo pero a la vez, no sé, no sé qué le faltaba. Y claro, todos queríamos a And One y no a nadie más. Por ahí alguien gritó “¡ 15 años con la misma huevada, csm !” y la gente se cagó de risa; ni idea si es cierto o no pero me hizo gracia igual.

Después que se fueron siguieron más arreglos de cables, movimiento de equipos hasta que finalmente salieron. And One.

entrada

Toda las sala gritó, saltó, se alocó con la primera cancíon. Luego los saludos de ley en inglés. Todos de terno, Naghavi en una impecable camisa blanca de manga larga y corbata roja. El concierto iba muy bien, yo disfrutaba doblemente oyendo las letras en alemán.

meneo

cantando

Hasta que algo raro empezó a pasar con el sonido. Con una gesto lúdico Naghavi pidió 10 minutos por problemas técnicos. Por un momento pensé en lo peor: ya fue el concierto. Pero arreglaron las cosas y pudimos seguir. Bien por And One que manejó el tema tranquilamente y luego siguió como si nada hubiera pasado.

Decir que disfruté al máximo con Bodypop, Get you closer, Military fashion show, Steine sind Steine es poco. So klingt liebe es una de sus canciones con un toque sentimental que interpretaron super bien. Desgraciadamente cuando empezó el problema de sonido justo cantaban Traumfrau y no sonó todo lo bien que pudo sonar. Pucha, ahí si perdí con lo mucho que me gusta esa canción.

A medida que el ritmo subía la gente saltaba y no mucho después empezó a pogear por un lado. Luego por el otro. De pronto me dí cuenta que un patita estaba que se lanzaba contra mí. Normal, parte del pogo, pero después siguió y siguió y me pareció que quería joder. Pensé “ya perdiste” el pata me llegaba al hombro o por ahí y yo estaba además con zapatos tipo botas cortas con suela bien gruesa ideal para estas cosas o pisar lo que sea. Así que al siguiente empujón tomé viada y me lanzé de espaldas con los brazos abiertos contra el chato y sus patas; no vi si se cayeron o no pero reboté y bacán empezé a pogear por un rato. Es un placer entre pueril y salvaje y hace tiempo que no lo hacía. No tuve represalias de nadie así que todo quedó como parte del pogo. Y ya.

A la que paraban aventando encima mío mientras yo estaba aún fuera del pogo era a una chica goth que estaba a mi derecha. Era suavecita. Habíamos empezado a hablar antes, cuando el sonido comenzó a fallar y luego cuando hubo la pausa. Si salíamos a tomar algo perdíamos el sitio así que nos quedamos y la seguimos. M había ido en grupo pero prefería estar sola allí al centro y respirar [puntos para el ventilador del Iguana Rana, es de más de 1m de lado y cuando gira toda la pista se refresca]. Me contó que había ido a Toronto a ver a un grupo metal -ya me olvidé cual- y se interesó cuando le dije que vivía en Montreal. Odiaba el reggaeton y me cayo doblemente bien por eso. Aprendió algo de alemán pero se lo había olvidado, le dije algunas frases paro no entendía mucho realmente. Tenía un caracter así difícil, áspero, medio desafiante. Rico. Al final cuando terminó el concierto nos quedamos parados ahí. Ninguno quería hablar primero. Me dio la mano e intercambiamos nombres -al menos esta vez sabría como se llamaba- y nada pensé en continuarla y que algo podía pasar. Pero a la vez yo tenía una especie de desinterés, quizá el desinterés que produce la inexistencia de tensiones aliviadas por un quickie poco antes del concierto que me dejó descerebrado. Totalmente. Le dije que nos veríamos en algún pub. Y me fui.

No sé porqué pero después de hoy Steve Naghavi me recuerda a Harry de Third rock from the sun.


Update: otro relato de la misma noche aquí

Phone girlfriend?

Part of my job is helping clients over the phone and remotely fixing their computer problems, no matter where.

Today I got a call from a London girl- nice cockney accent and funny from the start; horsing around with her about her id spelling, the weather, mr. Bean, where to go on the weekend while we were loading some information in her computer. Got a chance to take a peek of a picture of her that she had as desktop background: clean countenance, open forehead and straight darkish hair held back with a band. Pretty neat. As she was explaining the issue to me and I started connecting to her machine I noticed something in the background, a well know tune and then “how does it feel… to treat me like you do… ” I’ve heard that before I thought, but my attention was focused on solving the problem at hand until a few minutes later it hit me: it was Blue Monday from New Order! So we like the same music… After the issue was fixed we started talking about alternative clubs, some more music. I was hooked and I guess she was also somehow as she gave me her messenger and phone number, a 020 London area code number and told me to get in touch later.

Hmm if i were in London.

This voip account can be put in good use now ^_^

Absynthe’s thoughts are drifting away to the other side of the pond.

Anime

Despues de Shakugan no Shana encontre varias temporadas de Saber Marionette. Recuerdo vagamente cuando empezaron a pasar los episodios en Locomotion. Yo no llegué a ver ni un capitulo y no sé si pasaron la serie completa o al menos una temporada pero sí recuerdo que generó bastantes comentarios en la línea que en una serie se había transformado las mujeres en marionetas que hacian todo lo que los hombres querian.

Nada que ver con la historia en sí.

Ahora estoy cerca al final, a dos episodios por terminar toda la serie. Con cierta pena debo decir. Como todo anime entre humor, cosas fantasticas y aventura se tocan temas interesantes.

Cada una de las marionetas casi representa un tipo puro de lo eterno femenino. La niña fresh, lúdica, curiosa, encantadora. La madre, o mejor dicho orientada a la maternidad, cálida, hábil proveedora, paciente, comprensiva, femenina y algo idealista. La femme-fatale algo agresiva, directa, sexy, deseosa.

Es fácil identificarse o preferir uno o más de esos tipos. Y es interesante pensar quien de tu pasado ha sido -más o menos- de uno u otro tipo. Y cual prefieres despues de haberlos probado. Y porque.

Lo que me lleva al siguiente punto.

Después de despertar, las marionetas y Otaru, el protagonista, empiezan a compartir el mismo departamento. Parte del desarrollo de la serie es el lazo que se establece entre ellos y la competencia entre ellas por ser la única para él a lo largo de todos los episodios y aventuras por los que pasan.

No puedo evitr recordar que entre mis 19 y 20 años me preguntaba si había una sola persona para cada uno, y si era posible estar enamorado de más de una a la vez.más de una persona a la vez.

Y las respuestas tarde o temprano, llegan.

Estuve viajando por Perú y luego de terminar una relación importante decidí que no quería estudiar ese año sino hacer otra cosa: aventura. Trekking, escalada, cleta, canotaje. Y claro vida nocturna. Me fuí a Huaraz. Y terminé con 2 alemanas esa temporada. A la vez. No piensen en una película triple X, era relación muy íntima, muy cercana pero sin sexo mientras estabamos los 3 juntos. Una era fotógrafa; nunca supe bien lo que era la otra, creo que no haciá nada más que viajar también dándose un tiempo. Fuí tan feliz ese año. Parabamos de arriba a abajo todo el tiempo. Una era castaña de ojos verdes, la otra muy rubia de ojos azules. No era algo que planée, no es algo de lo que presumo, pero simplemente la vida a veces te da cosas así. Y en el momento si bien lo disfrutaba, no era muy consciente de lo único de esa experiencia.

Demás esta decir que después de la temporada no separamos para seguir viaje hacía puntos distintos. Y me volví a encontrar con cada una de ellas en Lima, por separado. Las cosas fueron diferentes entonces.

Ahh que tal año.

Al año siguiente obtuve algunas otras respuestas con 2 chicas, pero en Lima. Relaciones paralelas con un componente abiertamente sexual. Aun recuerdo la mirada de una saliendo en del departamento al medio día. Para ir a ver a la otra en la tarde.

No me estoy refiriendo a un levante o algo así. Con una nos vimos como 4 años intermitentemente cuando ella volvía a Perú o yo iba a SF. Con la otra nos vimos bastante más tiempo e incluso entre relaciones con terceras personas. Hasta ahora tengo contacto con una, que esta por mudarse con su novio/esposo. Salí con ella antes de viajar como cuento en otra parte de este blog.

Así que esta serie me trae ecos de cosas inesperadas. No puedo sino ver con simpatía la tensión cuando estos temas parecen resolverse entre los personajes. Aunque sé de antemano que elegir es dejar algo y que las separaciones, no son siempre felices.

Pucha hora de salir. No soy realmente fan de ver futbol, pero ya quede en ir.

Este tema da para bastante más.

splendor